2.1. Cómo incrementar la adquisición de conocimientos filosóficos en bachillerato.
Para adquirir conocimientos de filosofía hemos de ser constantes en el trabajo de la materia. Una manera de crearnos esa dinámica de trabajo, sería establecer un calendario semanal de trabajo, dedicar una serie de horas fijas a estudiar filosofía.

El estudio es algo personal, cada cual tiene sus métodos de estudio. Pero a veces la no asimilación de contenidos se debe a la falta de un método y de rigor a la hora de estudiar, por eso desde aquí nos permitimos recomendar una serie de actividades para orientar en ese estudio.
  • Deberíamos leer cada apartado de nuestro libro de consulta antes de la explicación del profesor, anotando lo que no nos quede claro.
  • Deberíamos atender a la explicaciones del profesor en clase, y tomar nota de todo aquello que suponga una ampliación de los contenidos de nuestro libro de consulta.
  • Tras la explicación de cada apartado por el profesor, deberíamos preguntar las dudas que aún tengamos.
  • Tras tener claro el contenido del apartado, deberíamos hacer los ejercicios manejando la información que en él hemos adquirido.
  • Si los ejercicios aportan nueva información o la amplían, deberíamos tomar nota.
  • Una vez explicado un apartado temático con sentido completo (puede ser una unidad o parte de ella), y hechos los ejercicios deberíamos realizar un esquema de estudio de ese apartado. Ese esquema ha de recoger, ordenar y estructurar toda la información significativa de ese apartado (provenga del libro, del profesor o de los ejercicios). Si aún aparecen dudas debemos despejarlas.
  • Pocos días antes del examen deberíamos repasar todos nuestros esquemas de estudio, para recordar la materia estudiada. Con ese estudio hemos de obtener una visión de conjunto que nos permita establecer relaciones entre las partes.
  • Conviene que antes de realizar un examen descansemos 8 horas. Siempre se rinde más si el cuerpo está descansado.
  • Si dejamos el estudio para los dos últimos días mucho haremos con aprendernos de memoria los temas, pero eso dista mucho de haberlos asimilado de manera comprensiva. Y es posible que en el examen digamos lo que sabemos sin saber lo que decimos.


© 2004 Reservados todos los derechos    Marco legal   
Miguel Herreros Navarro       Sophipolis.migueb.com
Volver Inico Página Seguir